1

Porque ofrecemos la evidencia científica más reciente en educación postural, neurofisiología y ergonomía.

2

Porque no nos limitamos a aplicar una técnica, sino a enseñar un método que lleva a cada persona a “tomar el control” de su cuerpo para mantenerlo en buen estado ahora y para siempre.

3

Porque sabemos que cada persona es diferente y tiene necesidades distintas, y por ello ofrecemos soluciones individualizadas.

4

Porque tenemos más de 15 años de experiencia en este campo.

 

5

Porque sabemos que las buenas posturas no se “adiestran”, se aprenden y se entrenan.

6

Porque actuamos sobre el movimiento y la postura atendiendo a los procesos neurológicos responsables de la motricidad, promoviendo cambios definitivos.

7

Porque nuestra metodología consigue reeducar la postura de manera efectiva, amena y divertida