Mitos del fitness

corporalSalud y Patologías

Hand with marker writing the word Facts Myths

El mundo del deporte y del ejercicio, al igual que el de la salud, está lleno de modas y mitos. Desde siempre, cuando hemos tenido problemas de espalda nos han recomendado que practiquemos natación, pero desde hace 10 años un nuevo ejercicio encabeza la lista como solución para el dolor de espalda, el Pilates.
El origen de estos mitos viene mayoritariamente del uso poco responsable de la información que realiza la prensa y los medios de comunicación; los cuales se apresuran a dar “soluciones” a problemas de salud sin tener en cuenta la infinidad de factores y variables que encontramos en cada persona. Paradójicamente, son estos mismos medios los que ocasionalmente nos “avisan” de estos mitos que en otras ocasiones fomentan.

Ejemplo: En la revista mujer hoy podemos encontrar un artículo titulado “Los (falsos) mitos del fitness”, con el siguiente aviso:
“Lo mejor para la espalda es nadar o el pilates”. No todas las técnicas y ejercicios de natación y pilates son adecuados si hay lesiones de espalda. ¿Mi recomendación? Ir a un especialista para un buen diagnóstico y ponerse en manos de un profesional acreditado antes de hacer ejercicio”.

Efectivamente, cualquier práctica de deporte que se realice con una mala técnica puede ocasionar lesiones; provocando más perjuicios que beneficios en muchos casos. Un ejemplo de ello sería el Pilates en el suelo, el cual es sumamente más difícil de ejecutar correctamente, y por lo tanto más fácil de lesionarse, que el trabajo con las máquinas y bajo la supervisión de un profesional.

Las personas que estén dispuestas a invertir tiempo y dinero en su salud con el ejercicio, deben tener en cuenta que lo primero será averiguar qué es lo que más les conviene y cuáles son sus carencias específicas para elegir el sistema de trabajo más efectivo en su caso.