El esquí y sus lesiones

corporalFisioterapia Activa, Salud y Patologías

Esquí y sus lesiones

Con la navidad tan cerca y los esquís apunto de salir es común que surja el miedo a lesionarse durante las actividades deportivas en la nieve. Algunos de los consejos para evitar lesiones o traumatismos son tener una buena preparación física, conocer la ruta a seguir y respetar los descansos recomendados.

Según las estadísticas, las personas con baja preparación física tienen más probabilidad de riesgo de lesión que las personas con un óptimo estado físico durante la práctica de deportes, destacando en esta época del año el esquí y el snowboard. Las lesiones más comunes durante la práctica de dichos deportes son por excelencia:

  • La ruptura o esguince del ligamento lateral interno (LLI),
  • Ligamento cruzado anterior (LCA) y ligamento cruzado posterior (LCP);
  • Las luxaciones en el hombro
  • La lesión del “pulgar del esquiador” (ruptura del ligamento interno de la mano provocado por un movimiento lateral brusco del pulgar al quedarse enganchado con el bastón)

El esquí es un deporte que exige una buena forma física, ya que su práctica requiere la habilidad de manejar las capacidades de resistencia, flexibilidad y fuerza. Los expertos aconsejan realizar ejercicio físico de forma regular por lo menos 6 semanas antes del esquí; dicha preparación física debe combinar flexibilidad y fortalecimiento muscular. Durante el entrenamiento hay que prestar especial atención al fortalecimiento y trabajo de la musculatura lumbar, de la pelvis, las abdominales y en especial de las piernas (glúteos, cuádriceps, isquiotibiales y gemelos).

El principal objetivo de Córporal System es ayudarte a vivir activo y sano utilizando todas las herramientas de la fisioterapia activa. Las actividades que ofrece Córporal están diseñadas para favorecer un estada físico óptimo a nuestros alumnos; combinado ejercicios de flexibilidad y fortalecimiento muscular con el fin de que puedan seguir disfrutando de las actividades que más les gusta con la mayor protección posible.

Fuente: córporal.center